Magdalenas de avena y ciruelas

Magdalenas de avena y ciruelas

¿Con ciruelas? ¿Estamos locos o qué?

No te asustes, que están muy ricas. Las magdalenas tradicionales están deliciosas, lo sé, pero de vez en cuando hay que innovar en los desayunos y añadir cosas diferentes. Así que cogemos una receta de muffins con avena y les damos un toque distinto añadiendo ciruelas deshidratadas.

Venga, cierra ya esa boca de sorpresa y ponte el delantal que en un periquete tenemos las magdalenas a punto.

Ingredientes:

Para 12 magdalenas:

  • 225 gramos de harina
  • 8 gramos de levadura química en polvo (medio sobre estilo ROYAL)
  • 125 gramos de azúcar moreno
  • 50 gramos de copos de avena
  • 100 gramos de ciruelas deshidratadas en trocitos
  • 3 huevos grandes
  • 100 ml de leche
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 100 gramos de mantequilla derretida

Cobertura:

  • 50 gramos de azúcar moreno
  • 50 gramos de copos de avena
  • 20 gramos de mantequilla derretida
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada en polvo

Elaboración:

Enciende el horno a 210°C (calor arriba y abajo) y deja que vaya precalentando. Mientras, prepara la bandeja de magdalenas distribuyendo los papelotes y nos ponemos con la masa.

En un bol grande, tamiza la harina y añade la levadura, el azúcar, los copos de avena y las ciruelas en trocitos. Remueve bien y haz un hueco en el centro.

Bate los huevos con la leche y la esencia de vainilla en otro bol y viértelos en el hoyo formado en los ingredientes secos. Añade después la mantequilla derretida. Mezcla con una cuchara de madera hasta que se hayan unido bien todos los ingredientes pero no hace falta que batas demasiado la mezcla. Distribúyela por los huecos del molde y reserva.

Mete la bandeja de magdalenas a la nevera y, mientras se enfría, preparamos la cobertura. Para ello, derrite la mantequilla en un bol pequeño en el microondas, añade el resto de ingredientes y mezcla bien con una cucharita. Saca la bandeja de la nevera y esparce la mezcla sobre la superficie de las magdalenas. Presiona ligeramente para que la cobertura se quede bien adherida y hornea unos 20 minutos a 210 ºC. Para saber cuándo están, ya sabes el truquillo de introducir un palito de brocheta en el centro de una magdalena, y debe salir limpio.

Deja las magdalenas que reposen en la bandeja durante 5 minutos antes de desmoldarlas y luego colócalas sobre una rejilla para que se enfríen.

¡Qué aproveche!

Magdalenas de avena y ciruelas2

¡Ah! casi se me olvida, #SillevaFrutaNOengorda #SillevaAvenaEsParaDeportistas 😀

Anuncios

21 thoughts on “Magdalenas de avena y ciruelas

    1. Creo que me estoy especializando en magdalenas porque ya no quiero desayunar más las de Hacendado! Jajaja Muchas gracias Ligia, eres un encanto 😉 Estás invitadísima! Un besazo

  1. Te has aficionado a la avena amiguito!!!!! 😉 La combinación avena y ciruelas pasas en mi mente = muesli. Yo sin unas virutillas de chocolate o un algo para que no me atragante con tanta fibra, lo tolero regulero, pero en general me parece que tu reciente especialización en magdalenas sanas va por el buen camino. Procura buscar una receta con la que directamente, se adelgace de manera inversamente proporcional a la cantidad de magdalenas que se comen. Porque una vive perpetuamente a dieta y quiere magdalenas.
    Besos amore!!!! PD: ¿Qué fue de tus planes por el norte en verano?

    1. Lo de la receta de magdalenas que adelgace de manera inversamente proporcional al número de magdalenas que se coman me ha encantado. Si alguien inventa eso, se hace de oro! jajajaja Estas estaban ricas y nada secas, eh? que la costrilla de arriba con mantequilla era lo mejor. De todas formas, yo soy de los que, pasados unos días (porque las magadalenas TIENEN que durar varios días) acabo mojándolas en el café con leche. Que ya sé que no tiene nada de glamour, pero es que me pirran bien empapadas. Así es uno.
      De todas formas, me apunto lo de las virutillas de chocolate, porque suena bastante bien, la verdad. 🙂
      Un besazo!

      1. Lo de mojar las magdalenas será poco glamouroso, pero en mi casa también se hace. Tú dale a mi marido lo que sea para desayunar, que echando pipas está en el tazón del café con leche.
        Habrá que estudiar lo de las magdalenas adelgazantes, efectivamente, nos forraríamos!
        Un beso!

    1. jajajaja Pero bueno, ¿qué culpa tengo yo, pobre de mi? 😀 En esta casa se tiene que desayunar, y nos gusta hacerlo bien y con ganas, así que me temo que, o me lo callo y no digo ná o tendrás que seguir sufriéndome 😛
      En breve pongo receta de tarta que hice el otro día, así que vete tapando los ojos.
      ¡Un abrazaco!

Deja aquí tu comentario (es bienvenido)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s