Tarta de manzana sin lactosa

Tarta de manzana sin lactosa

La lactosa, esa señora misteriosa que casi nadie conoce, pero que debe ser una tipeja de tomo y lomo porque hay un montón de gente que no tolera.

Hace poco tuve una cena con amigos y me advirtieron que la lactosa no estaba invitada. Al parecer uno de ellos ha tenido sus más y sus menos con ella, ya sabéis, la típica relación destructiva de “ahora sí, ahora no”. Un lío.

Así que, bueno, pues había que evitarla a toda costa. Sustituyes un poco de esto por un poco de aquello, modificas aquí y cambias allá. Resultado: una tarta “barra” bizcocho de manzana la mar de rico y sin complicaciones. Éxito asegurado. 🙂

Venga, ponte el delantal con super-poderes, que hay que meterse en harina.

Ingredientes:

Para un molde de 20 cm

  • 600 gramos de manzanas (3 manzanas hermosas en mi caso)
  • 4 huevos medianos
  • 200 gramos de azúcar
  • 150 gramos de aceite de oliva
  • 2 cucharadas soperas de agua (o leche sin lactosa, si tienes)
  • Chorrito de zumo de limón
  • ½ vaso de Cointreau (o Brandy o Ron)
  • 200 gramos de harina
  • 8 gramos de levadura química (medio sobre estilo ROYAL)
  • Un poquito de margarina para untar la superficie de la tarta y otro poco para engrasar el molde
  • Un poco de azúcar glass

Elaboración:

El primer paso, como casi siempre, es poner el horno a precalentar (180 ºC, calor arriba y abajo) y engrasar el molde pintándolo con margarina y añadiendo una capa muy fina de harina.

Para no tener que andar luego parando, vamos a dejar ya las manzanas preparadas. La mitad de ellas las pelamos y cortamos en daditos pequeños y la otra mitad, en láminas. Para hacer las láminas, lo mejor es cortar la manzana en cuatro gajos e ir laminando cada uno de ellos.

En un bol grande, batimos los huevos y les agregamos el azúcar, el aceite y las dos cucharadas de agua (o leche sin lactosa). Añadimos el licor (Cointreau, Brandy o lo que queráis) y el zumo de limón y batimos todo bien.

Tamizamos la harina y la levadura sobre el bol y removemos la mezcla con una espátula. Añadimos los daditos de manzana, batimos un poco más y vertemos la mezcla en nuestro molde.

Por último, colocamos por encima las láminas de manzana, cubriendo bien la superficie. Pintamos con un poco de margarina derretida y espolvoreamos con azúcar glass al gusto (no te pases, que la tarta ya estará dulce). Más o menos, el resultado debería ser este:

Tarta de manzana sin lactosa 2

Introducimos nuestro molde al horno y en 50-55 minutos la tarta debería estar hecha y doradita. De todas formas, vete fijándote por si se te empieza a quemar la parte de arriba antes de que el bizcocho haya terminado de cuajar (recuerda el truco de comprobar con una brocheta). Si te pasa esto, baja la bandeja del horno a la parte baja o cubre la parte de arriba del molde con papel de aluminio.

UanConsejo: Cuando hago este tipo de tartas con fruta en la parte de arriba me gusta darles un brillo al sacarlas del horno. Para ello, pon unos 15 segundos en el microondas una taza con una cucharada sopera de mermelada de melocotón y otra cucharada de agua. Cuando esté caliente, lo mezclas bien y pintas con ello la superficie del bizcocho. El sabor apenas variará y aportará un glaseado muy aparente a la tarta.
Tarta de manzana sin lactosa

¡Qué aproveche!

Anuncios

33 thoughts on “Tarta de manzana sin lactosa

    1. Algo debe hacer esa señora que hay tanta gente que no la tolera! jajajaja Pues mira, una alternativa más para alegrar los desayunos y variar un poco de esa dieta de cerezas! jajaja 🙂

  1. Ayyyyy, cada vez que recibo en mi correo una de tus recetas, ainssssss, sé seguro que me va a gustar, je,je,je.
    Ésta especialmente me encanta y es que es una de mis tartas favoritas, la de manzana, ummm……
    Ahora estoy a dieta, no rigurosa, es decir me quito de los refrescos y los dulces (mis dos grandes perdiciones) y así pierdo peso relativamente fácil. En esta ocasión mi objetivo son 15 kilos, ufffffff, pero guardo todas tus recetas porque en cuanto pierda los 5 primeros hago una de ellas y creo que esta tarta se va a llevar la palma.

    Como siempre muchas gracias por compartir recetas tan ricas. Un abrazo.

    1. Ay las cocacolas y los dulces, ¡con lo que alegran la vida! jajaja Muchísimas gracias por el piropo, me hace mucha ilusión saber que estás guardando la receta para épocas mejores 😀
      Bueno, y mucho ánimo con esa dieta, que sé que cuesta mucho, pero luego tiene sus frutos.
      Un abrazo de vuelta y gracias a ti, por dejarte caer por mi rinconcito

  2. Cuando invito gente a cenar siempre pregunto si no pueden comer algo, o no quieren comer algo. La verdad es que como puedo comer de todo y me gusta todo, cuando me ponen limitaciones siempre tengo que pensar el doble y ser más creativo. Que fantástica tarta aquí, ya me has dado una idea de postre por si acaso no puedo usar nada con lactosa. Por cierto, en teoría se puede usar yogur (cuando es un yogur verdadero) porque la lactosa que tenia se ha convertido en ácido lactico.

    1. ¡Hola Sofia! Sí, ya había oído lo del yogur, pero lo que compramos en el Súper me temo que sí que llevan lactosa. Incluso usan la lactosa en algunos sueros conservantes de embutidos como el pavo, y eso hace que algunas personas ya no puedan comerlo. Tengo una amiga muy cercana que es intolerante y tiene que ir leyendo las etiquetas con lupa.
      Muchas gracias por pasarte, siempre me hace mucha ilusión. 🙂

      1. Yo también me temo que lo que compramos en el super no es yogur de verdad… Por eso ahora compro mi yogur en una tienda especial de lácticos, se nota la diferencia! (ya no soy cliente de Danone 😉 ) Supongo que los que tienen intolerancia tienen que leerlo todo y tener mucho cuidado!
        De nada, por cierto siempre me encantan tus fotos del lunes del Instagram. Realmente me dan una sonrisa cuando es el duro comienzo del lunes 🙂

  3. Ves? Otra más que TENGO que probar!!!! madre mía que buena pinta… a quien invito ahora??? 🙂 Haré un llamado en mi fb a los alérgicos a la señora… para que vengan voluntarios!!! un beso!

    1. jajajaj ¡Es que la vida de los golosos es muy dura! Tenemos que estar continuamente haciendo sacrificios, la gente no lo entiende. 😀
      ¡Un besazo Ligia!

    1. Yo soy fiel a mi tarta favorita de zanahoria, pero la de manzana también me encanta. Es que así laminada y doradita al horno… ñam ñam! Que tengas muy buena semana Cristina 🙂

  4. Bueno, por fin me lo he leído! En realidad (y sé que estás esperando este comentario) sólo un 10% de la población europea es realmente intolerante a la lactosa. En asia, por el contrario, en torno al 90% lo son. Sin embargo, como está pasando con todas las alergias e intolerancias alimentarias, cada vez se diagnostica más. No da problemas de malabsorción ni otros trastornos a parte de los digestivos, no ea como la celiaquía, así que aunque en casos severos puede ser molesto, tampoco hay que volverse de la liga antileche. Yo te prometo que si me dijeran que soy intolerante, no sería capaz de quitarme los lácteos. Menos los yogures, los lácteos me chiflan. Así que yo, a tu receta, le pondre leche. Desnatada, eso si…
    Un beso!!!!

    1. Bueno, es que mis entradas no serían NADA sin tus aportaciones científicas y serias. Lo mío es todo palabrerío y juegos de distracción para que no os fijéis mucho en que el fondo de la foto se ve la pared del patio de mi vecino. jajajaja
      Yo tampoco podría ser intolerante a la lactosa, si algún día me pasa, tendré que abdicar. Una muy amiga lo es y la pobre se pone malísima cada vez que por error le endiñan alguna salsa en algún restaurante que lleva nata o derivados. Y da igual que lo adviertas, porque como es una intolerancia y no una alergia, pues no le dan la importancia que tiene y pasan de informarse de los ingredientes como Dios manda.

      Y dicho esto, me voy a ver tu tiramisú mientras reposas de tu guardia, que alguien tiene que mantener el chiringuito. 😉

      1. Llevo medido día dormida… y no sabes el pedazo de día que hace en Hedaya, está precioso!!! Las intolerancias alimentarias ciertamente no son tan preocupantes como las alergias y no matan, pero incomodan. Pero creo que preferiría tener diarrea a no poder probar ese tiramisú!!!! ❤
        Por cierto, en la mayoría de mis fotos tengo que intentar recortar lo que se ve del fregadero. Y cuando las hago fuera, hay que buscar ese medio metro cuadrado en los que no hay macetas viejas, una bolsa de tierra del mini-huerto, la valla del vecino, etc. En eso, igual hay otros que vivan en casoplones de 300 m2 con otros 300 de jardín, pero no es mi caso!
        Un beso guapo!

Deja aquí tu comentario (es bienvenido)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s