Torrijas con agua de azahar (sin lactosa)

Torrijas con agua de azahar (sin lactosa)

Estaba escrito.

No puede ser casualidad.

El otro día, de cena con las pichurris, me pedí una torrija de postre. Sí, yo siempre a lo ligero, qué le vamos a hacer. El caso es que al final pedimos varios postres diferentes y decidimos compartirlos. La torrija estaba realmente buena, pero tenía un sabor que nos costó identificar. A mi me recordaba, no sabía muy bien por qué, al roscón de reyes. De hecho, me llegué a plantear si estaría hecha con ese pan, aunque en la carta ponía que estaba hecha con brioche. De repente, se nos encendió la bombilla: el ingrediente misterioso era ¡agua de azahar!

DE-LI-CIO-SA.

Así que me apunté en mi libreta mental llena de “cosas para realizar algún día” que tenía que intentarlo en casa. Al día siguiente de la cena, mientras curioseaba y me perdía por blogs en internet, llegué a “Dulce Tradicçión” de Sylvain. Bueno, ¡qué descubrimiento! Este hombre tiene un arte para la repostería y para la fotografía que me da mucha envidia. Y, así, como aparecida por arte del destino, allí estaba la receta de “Pain perdu à la fleur d’oranger“, o sea, torrijas de brioche con agua de azahar. O, lo que es lo mismo, la versión francesa de nuestras torrijas.

¿A que no puede ser casualidad? Claramente, era el destino que me empujaba hacia un abismo de leche, mantequilla, pan, azúcar y lujuria. ¿Y quién soy yo, pobre mortal, para luchar contra el destino? ¿Quién soy yo, débil humanoide, para librar esta imposible batalla? No puedo luchar, no debo ir en contra de la madre naturaleza y los cuatro jinetes del apocalipsis.

Vale, ya me callo, bajo del escenario, apago los focos, termino mi chou y cojo el delantal. Eso sí, he adaptado la receta en algunas cantidades, y también porque no tenía brioche, tenía una barra de pan duro. Y porque ahora tenemos una intolerante a la lactosa en casa, que no pensaba quedarse sin sus torrijas, por muy de agua de azahar que fueran.

Prepárate porque estas torrijas están DE MUERTE. (¡Autobombo! Si quieres la receta de torrijas tradicional, la tienes aquí.)

Ingredientes:

  • 1 barra de pan duro, del día de antes o de dos días. A mi me han salido unas 15 torrijas.
  • 600 ml de leche entera sin lactosa.
  • 3 cucharadas soperas de azúcar blanco.
  • 1 cucharadita de canela molida.
  • 2 cucharadas soperas de agua de azahar.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 4 huevos (batidos)

Para freír y caramelizar las torrijas:

  • Margarina (una cucharadita por cada tanda de torrijas)
  • Azúcar moreno (media cucharadita por cada tanda de torrijas)

Elaboración:

Coge la barra de pan duro y pártela en rebanadas de unos 2 cm. Vamos, del grosor que suelen tener las torrijas.

Torrijas con agua de azahar (sin lactosa) 2

Pon la leche con el azúcar a calentar en un cazo y remueve hasta que se disuelva este último. Retira la mezcla del fuego, añade la canela, el agua de azahar y la vainilla y remueve para que se mezcle todo bien. Reserva y deja que temple un poco.

En un bol, bate los huevos y añádelos a la mezcla anterior, cuando haya templado. Remueve muy bien para evitar que se nos cuajen los huevos. Obtendrás una crema con un aroma brutal. Intenta resistir la tentación de tomártela a cucharadas, por favor, que te cargas la receta.

Coloca las rebanadas de pan en una fuente y vierte sobre ellas nuestra crema. Deja que se empapen bien durante unos minutos. Luego da la vuelta a las rebanadas y deja que se empapen toda la crema. La fuente debe quedar prácticamente seca.

Enciende el fuego y pon en una sartén una cucharadita de margarina y media cucharadita de azúcar moreno. Cuando esté caliente y la margarina se haya derretido y mezclado con el azúcar, coloca la primera tanda de torrijas. Deja que se doren por un lado y dales la vuelta para que se doren también por el otro. En una tanda pueden caberte 3-4 torrijas, tampoco las apelmaces dentro de la sartén.

Repite la operación hasta tener todas las torrijas y recuerda, entre tanda y tanda, ir añadiendo una cucharadita de margarina y media de azúcar moreno cada vez. 

Por último, puedes colocar todas las torrijas en una fuente y espolvorearlas con azúcar glass, o servirlas tal cual, a tu gusto. 

Torrijas con agua de azahar (sin lactosa) 3

¡Qué aproveche!

Anuncios

25 thoughts on “Torrijas con agua de azahar (sin lactosa)

  1. Ahora soy yo quien está babeando. Estoy desayunando mi triste bol de cereales y mi cuerpo me pide torrijas, tu versión de esas torrijas, por lo menos un par. Venga, ten piedad, guárdame un par…

    1. La verdad es que al dorarlas en la sartén, se quedan un poquito más enteras que fritas. Por eso visualmente son más atractivas. Y es verdad que el agua de azahar les da un punto muy rico. 🙂
      ¡Gracias!

  2. Qué buenas las torrijas!!! Le voy a decir a mi madre que las haga con agua de azahar, o con agua bendita de las iglesias. Cualquiera diría que no las como desde hace un año, cuando el viernes me metí cinco pal cuerpo….. jejejejeje.

  3. ¡¡¡Qué receta tan original!!! y ¡¡¡¡¡¡qué pintaca tienen!!!!!, me apuntaré la receta porque hacerlas TENGO que hacerlas aunque no sé cuándo……que dentro de dos meses es la comunión de mi niño y ya he perdido 8 kilazos, je,je,je,je……

    Pero aunque sea este verano las hago, sí señor, que éstas tengo que probarlas, ummmm,, je,je,je…

    Como siempre te digo: gracias por compartir. Un saludo. Rosa.

    1. ¡Muchas gracias Rosa! Siempre tan amable 😀 Oye, y enhorabuena por esa dieta, que yo sé que es muy difícil resistirse a las tentaciones jajajaja
      Un besazo grande

    1. Yo pequé. Pero luego me confieso y me perdonan, que lo sé yo. 😀
      Del colesterol, bueno, no creo que la culpa sea de una inocente torrijilla que nos comamos, ¿no? 😛
      Un besazo

  4. Que te gusta a ti una lujuria jajajajajajaja como me divierte leerte. He visitado el blog que has mencionado y realmente es una pasada (ya lo sigo) ¡¿Te puedes creer que comí torrijas por primera vez el año pasado?¡ nunca las había probado 😛 y la verdad me gustaron, demasiadoooooo. Esta receta tiene pinta de ser super deliciosa y por eso la voy a colocar entre mis pendientes (recetas en cola esperando a ser ejecutadas) ainsssssssssss no doy a basto!!! muchos besos ricura!!! :*

    1. jajaja Admito que sí, que la lujuría es mi punto débil. Junto con la gula, claro. Estoy hecho un pecadorrrrrrr. 😀
      Muy fuerte que no hubieras probado las torrijas, ya te vale. Pero claro, es lo que tienen los postres regionales, que hasta que no empiezas a ver “mundo” no sabes ni que existían. Yo probé los Panellets hace un par de años, ¡y porque mi marido es de Barcelona! Ahora soy adicto, sobre todo a los de piñones. jijijiji
      Otro besazo de vuelta amore

    1. El agua de azahar les da un aroma muy interesante. También podrías usar un poco de anís para aromatizar. 😀 Ya me dirás si las has probado y si te han gustado. ¡Abrazaco de vuelta!

Deja aquí tu comentario (es bienvenido)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s