Natillas de chocolate con avellanas

Natillas de chocolate con avellanas

A pesar de la creencia popular, os confirmo que las natillas de chocolate no las inventaron los señores de Danone. Sé que suena increíble, pero confiad en mí.

Son fáciles de hacer (cuando se les pilla el punto, todo sea dicho) y el resultado es muy muy bueno.

En realidad, la base de esta receta es la típica Crema inglesa (mezcla de leche, yema y vainilla) que se utiliza para las natillas tradicionales, pero un poco modificada para tener el sabor a chocolate.

Me pongo el delantal y nos vamos.

Ingredientes:

  • 250 ml de nata
  • 250 ml de leche
  • 5 yemas de huevo
  • 75 gramos de azúcar
  • 250 gramos de chocolate negro
  • 30 gramos de avellanas

Elaboración:

En primer lugar, rallamos (o picamos fino) el chocolate y lo dejamos en un bol.

En otro bol, batimos las yemas de huevo con el azúcar hasta que quede una mezcla homogénea y reservamos.

En un cazo, vertemos la leche y la nata y llevamos a ebullición. Una vez hierva la mezcla, las echamos en el bol donde teníamos las yemas con el azúcar, mezclamos bien y volvemos a poner al fuego.

Removemos con una espátula manteniendo el fuego medio-bajo hasta que la mezcla empieza a espesar (no hace falta que llegue al espesor de las natillas, eso lo conseguiremos con el frío de la nevera). En este punto es donde debemos tener cuidado, porque si el fuego está muy alto o si dejamos de remover tendremos dos consecuencias que destrozarán el postre: por un lado, el huevo cuajará (haciéndose grumos y una seudo-tortilla) y, por otro lado, la mezcla se agarrará y la mezcla cogerá un sabor incomible. Así que toca hacer un poco de brazo, que nunca viene mal.

Cuando tengamos la crema inglesa lista, la vertemos sobre el chocolate picado utilizando un colador (por si se nos ha formado alguna hebrita del huevo). Dejamos que repose un minuto y luego removemos para mezclar bien.

Por último, dejamos la mezcla que repose en la nevera.

Para tostar las avellanas, las esparcimos en una bandeja de horno (sin papel de horno ni de aluminio) y las metemos a 160 ºC durante 10 minutos. Sacadlas aunque aparentemente no esté tostadas, porque los frutos secos guardan el calor y se doran cuando los sacamos del horno. Si esperamos a que estén doradas dentro del horno, cuando las saquemos estarán quemadas y amargarán.

Para servir, lo único que queda es repartir las natillas y decorar con las avellanas tostadas.

Natillas de chocolate con avellanas

¡Qué aproveche!

Anuncios

8 thoughts on “Natillas de chocolate con avellanas

  1. La combinación de chocolate y avellanas es deliciosa en cualquier formato!! Pero, por favor,que estamos en plena operación bikini (vale, ya debería estar hecha la operación hace unos meses….) y con estas recetas una se pierde!ahaha

    1. Lo de la operación bikini es un invento para no dejarnos disfrutar!! Me niego! ;-P Lo que tenemos que hacer es cenar ensaladitas y guardarnos los dulces para el desayuno… a mi me funciona XD

  2. Hola!!!
    Que maravilla unas buenas natillas de chocolate como estas…tienen muy buena pinta.
    ¿Qué tal quedaría unas natillas de chocolate pero blanco?. ¿Qué opinas?.
    Un saludo.

    1. Perdona que haya tardado tanto en contestar, el verano me confunde 🙂
      Creo que quedarían fantásticas igualmente. El chocolate simplemente se funde con el calor de la crema inglesa así que en principio podemos usar cualquier chocolate. Quizá la única pega (si es que se puede llamar así) es que nos queden demasiado dulces XD

Deja aquí tu comentario (es bienvenido)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s